Ahora puedes agradecer a la naturaleza toda la satisfacción que nos brinda

La gratitud no es un deber, es un sentimiento espontáneo. Tiene que ver con detenerse a reflexionar, con valorar las cosas pequeñas. Está relacionada con la felicidad que perdura más allá del momento.

El proyecto Gratitud tiene por objeto devolver a la naturaleza, al paisaje y al territorio toda la felicidad que nos brindan. Gratitud quiere reforzar los vínculos entre las personas —locales y visitantes— y los valores del territorio a través de propuestas de protección de la naturaleza y de recuperación del patrimonio.

Aprende más sobre el proyecto

Sumate al voluntariado

¿Cuándo hace que no te ensucias las manos con tierra?

Calcula tu huella

Compénsala apoyando proyectos de conservación y mejora de la biodiversidad